viernes, 22 de junio de 2012

lunes, 18 de junio de 2012

"Menos mal que me he echado ato"

     Sí, una salida larga la que nos hicimos este sábado 16 de junio y de la que hay que dejar constancia.

Salimos tan solo 3, Miguel Ángel, Emilio y, por supuesto, yo, echamos de menos a varios que estoy seguro que se quedaron con ganas de venir, pero que por distintas razones no pudieron.
Quedamos temprano para aprovechar bien el freso y pusimos  rumbo a Puerto Lápice por la ruta ya clásica, pasando por Villafranca y cogiendo el "Camino de los contrabandistas", todo el trayecto a ritmo suave. Una vez comenzamos a entrar en la sierra (a los 2 metros), Emilio se empieza a poner nervioso con olor a tomillo y la jara y hay que echarle el alto para poder girar hacia la cuesta del ciclista ("Puerto" de Campanarejos). Al bajar giramos a la derecha por el "Camino del Vizcaino" hasta llegar temprano aún a Villarubia de los Ojos dondes tomamos un breve café y ... comer algo de ato, en mi caso me comí medio ato.

Una vez procedimos a subir el Puerto de los Santo a ritmo lento y poco a poco aumentándolo hasta llegar a su final acompañado de Miguel Ángel que se había escapado al principio, ¡que jodio!, todavía quería apretar cuando lo pille. Al poco de llegar culmina la ascensión Emilio y sin coger aire se lanza cuesta abajo, menudo gusto la bajadita, sin piedras, va sola la bici.

Tan bien bajabamos que cuando creía que quedaba poco para el camino de Fuente el Fresno, que lleva al cruce de caminos, se nos olvido frenar a tiempo y Emilio que iba como un cohete se nos paso del camino, tanto que cuando se dió cuenta y pudimos pillarlo estábamos en la Casa de los Forestales. Tan poco fue un desastre porque allí pudimos repostar agua y dar casi fin al ato. Continuamos por el Valle de la Galana y al llegar a su fin y tras pasar la peculiar Ermita de San Cristobal, giramos a la derecha por la Cañada Real Soriana hasta cruzar la A-4, donde cogimos el Camino de Urda a Herencia que nos llevó a Camuñas. Aquí aparecieron los primeros síntomas de cansancio en Emilio, con algunos molestos calambres y en mí también en forma de vacío en el estómago que sacio con mi última barrita del ato (que lástima me dio ver la mochila ya vacía). Ya desde aquí podeís imaginaros, manteniendo el ritmo hasta Alcázar pasando por Villafranca, no sin un último y doloroso percance, un conducto nos adelanta dentro del pueblo de manera un tanto extraña que hace que al arrancar me resbale el pedal y zas en toda la espinilla, menuda marca... (XT pone en mi espinilla). Finalmente, ya sin ato, llegamos contentos por la ruta, en hora, y sin averías ni percances y pensando en la ruta del día siguiente.


Sábado a los Santos por PabloS76

El recorrido y los datos de la ruta fueron los siguientes (podeis pinchar en la salida para verlo mejor):